Noticias

  • El primer caso de estudio: progreso en el WegSIG a través de Baelo

    El mes pasado nos reunimos en La Rochelle para estrenar nuestra base de datos WebSIG con un taller formativo a cargo del experto en la materia, Frédéric Pouget. Tras cuatro días de formación nos adentramos en las profundidades del WebSIG, aunque por suerte Frédéric ha estado al lado observando y asegurándose de que todo iba bien. La ventaja de utilizar esta herramienta desde el principio es que podemos ir haciendo cambios sobre la marcha. De hecho, al ir usándola hemos descubierto algunos problemillas con las opciones de búsqueda, pero nada que no pueda arreglarse. Otras cuestiones que se han planteado son más de carácter estético, ya que los iconos que tenemos ahora en el WebSIG necesitan una mejora. Por suerte, Sabine conoce a un diseñador realmente paciente… Cada vez que creaba una nueva versión le pedíamos que añadiera o eliminara otros iconos. Nos tememos que habrá creado como una docena de versiones de los iconos… Pero bueno, ¡nuestros mapas van a quedar estupendos!

    Captura de pantalla del WebGIS con los nuevos iconos y la ficha de análisis de La Silla del Papa.

    Como sabéis, nuestro primer caso de estudio es Baelo Claudia, que es entretenido y también nos plantea varios retos. Uno de ellos es la enorme cantidad de trabajos publicados y accesibles (aquí tenéis un buen ejemplo) que hacen difícil familiarizarse con todos los debates científicos existentes. Asimismo, estudiar el yacimiento desde el despacho nos plantea otro reto. Leer y comprender informes y plantas arqueológicas es mucho más sencillo si se visita el yacimiento en cuestión, pero dadas las circunstancias actuales esto no era una opción. Sin embargo, Baelo Claudia vuelve a ser un buen punto de partida en este sentido ya que gran parte del yacimiento puede ser visitado virtualmente. Por supuesto, no pretendemos decir que esto sea suficiente ni parecido a visitar el yacimiento con nuestros propios ojos; y tampoco se trata de realizar la autopsia de los vestigios arqueológicos para visitar la playa de Bolonia. Pero ante las actuales limitaciones a la hora de viajar, en ocasiones street view ha sido realmente útil. 

    Imagen panorámica del yacimiento de Baelo Claudia.

    Como habréis visto en nuestro feed de Twitter, hemos estado trabajando sobre la epigrafía de Baelo Claudia. Lamentablemente, no se conocen demasiadas inscripciones tardías. Pero aún así hay algunas realmente interesantes, como la inscripción funeraria dedicada a Sabina. Esta inscripción, datada a inicios del siglo VI, es un ejemplo estupendo para mostrar la existencia de una comunidad cristiana en la ciudad.

    Otro trabajo en marcha es la digitalización de los planos arqueológicos de la Baelo tardoantigua. Nuestro objetivo es crear nuevos mapas para cada periodo que permitan mostrar la dinámica de la ciudad en la Antigüedad tardía. Gran parte del trabajo ha consistido en recopilar e investigar los múltiples indicios de ocupación tardoantigua. Cada elemento arqueológico perteneciente a nuestro período de estudio ha sido añadido y descrito en la base de datos. La semana pasada os mostramos el ejemplo del yacimiento de la Silla del Papa.

    Por otro lado, hace unos días Laurent, Sabine, Pieter y Ada se reunieron virtualmente para compartir y debatir el trabajo realizado sobre Baelo Claudia. Para entonces gran parte de los vestigios arqueológicos y todos los epigráficos habían sido ya añadidos en el WebSIG y pudimos intercambiar nuestras perspectivas e interpretaciones sobre la evolución de la ciudad tardoantigua. Lo cierto es que es realmente útil poder ver con con una simple ojeada al mapa todos los edificios, infraestructuras urbanas e inscripciones tardoantiguas. Además, al haber incorporado los hallazgos arqueológicos más recientes hemos obtenido una imagen ligeramente distinta a la ofrecida por los estudios precedentes. De hecho, todavía no se ha realizado ningún plano de Baelo en la Antigüedad tardía, cuestión a la que nuestro proyecto pretende poner solución. Esta será una valiosa herramienta para analizar el desarrollo urbano de Baelo, pero también para compararlo con los otros casos de estudio para los cuales también pretendemos crear nuevos planos arqueológicos.

    Sabine, Pieter, Laurent y Ada durante la reunión virtual del pasado 22 de junio.

    Durante la reunión virtual también comenzamos a abrir el debate sobre la evolución de Baelo en la Antigüedad tardía. Al revisar la bibliografía disponible, hemos advertido que la historiografía tradicional considera que hubo un claro punto de inflexión en la historia de la ciudad, marcado por un terremoto que se data presumiblemente en el siglo III. Además, hay un claro predominio de estudios sobre la ciudad altoimperial, que generalmente hacen hincapié en su supuesta destrucción por dicho terremoto, por lo que se ha creado una suerte de línea divisoria en la investigación y a menudo nos encontramos con que a partir del siglo III la ciudad no se analiza con tanto detalle. Nuestro objetivo es, por tanto, recopilar todas las evidencias disponibles de los siglos III a VIII para comprender y reconstruir su desarrollo a lo largo de estas centurias. Finalmente, escribiremos una reflexión y nuestra interpretación sobre la evolución de Baelo en la Antigüedad tardía en la ficha del WegSIG correspondiente a la ciudad. Se trata de una ficha que permite este tipo de discusiones de carácter más general, en la cual podremos reconsiderar la idea de una ciudad en declive tras el supuesto terremoto del siglo III. 

    Y tras dedicar tres meses al estudio de esta “pequeña ciudad” de la costa atlántica, es el momento de empaquetar nuestras maletas y trasladarnos a nuestro siguiente caso de estudio. El día 1 de julio nos refrescaremos en el xenodochium de Masona antes de introducirnos en nuestro siguiente caso de estudio a orillas del río Ana.


  • Inmersión lingüística y taller WebSIG en La Rochelle

    Tal y como os adelantamos en la entrada anterior, este mes de mayo el proyecto ANR-DFG ATLAS tenía prevista la realización de un taller formativo sobre el WebSIG en La Rochelle. Gracias al riguroso cumplimiento de todas las medidas sanitarias pertinentes, este encuentro se ha podido llevar a cabo de manera presencial entre los días 17 y 21 de mayo en la propia universidad de La Rochelle, donde Laurent Brassous recibió a Sabine Panzram, Pieter Houten y Ada Lasheras con gran generosidad en la misma estación de tren. Sin duda, estas jornadas de trabajo han sido un éxito y nos han permitido dar un impulso importante no sólo al WebSIG, sino también al desarrollo del proyecto en general.

    El taller formativo se inició el martes 18 con una presentación detallada del funcionamiento de la página WebSIG a cargo de Frédéric Pouget. Asimismo, durante esta presentación Frédéric nos mostró los entresijos de la base de datos de la cual se nutre el WebSIG, que ha sido creada por el equipo de La Rochelle y en cuyo desarrollo también ha colaborado un grupo de estudiantes de la misma universidad – desde luego, ¡han hecho un trabajo excelente! Esta explicación ha resultado fundamental para conocer el gran abanico de posibilidades que ofrecen estas herramientas informáticas, pero también para una óptima incorporación de los datos históricos y arqueológicos. Pero, ¿qué es un WebSIG?

    Captura de pantalla de la interfaz web de nuestro SIG hemos empezado por Belo, como podéis ver.

    Las siglas SIG se corresponden con el término “Sistema de Información Geográfica”, el cual hace referencia a un conjunto de herramientas informáticas que permiten el almacenamiento, integración y análisis de datos geográficamente referenciados (aquí tenéis un curso organizado por Toletum). Su aplicación en estudios arqueológicos e históricos ha crecido exponencialmente en las últimas décadas, hasta el punto de convertirse en herramientas imprescindibles para gestionar y visualizar grandes volúmenes de datos sobre el plano geográfico, ayudando a su vez a un análisis más complejo de los mismos. En el caso concreto de nuestro proyecto, este SIG se presenta en una interfaz web alojada en el servidor Huma-Num, una infraestructura de investigación para las ciencias humanas desarrollada por el CNRS, el Campus Condorcet y la Université d’Aix-Marseille.

    Parte del equipo trabajando durante el taller WebSIG en La Rochelle. De izquierda a derecha: Ada Lasheras, Pieter Houten, Frédéric Pouget y Laurent Brassous.

    Pero, por supuesto, en este taller formativo no todo ha sido teoría, ¡también hemos pasado a la práctica! Desde el mismo martes 18 y hasta el viernes 21 hemos ido incorporando toda la información recogida sobre Baelo Claudia que, como sabéis, es el caso de estudio por el que decidimos empezar el pasado mes de abril. Éste ha sido un trabajo colaborativo, en el que también han participado Laurence Tranoy y Stephanie Guédon, y a través del cual hemos ido poniendo en común las distintas cuestiones que iban surgiendo. Así, de manera paralela al debate sobre las denominaciones y organización de los distintos elementos o sobre el modo de presentar la información, hemos podido ir implementando nuevas mejoras en la base de datos y en el propio WebSIG.

    Como podéis imaginar, estas jornadas y las conversaciones con nuestros colegas en la universidad de La Rochelle han supuesto una verdadera inmersión lingüística – en especial para Pieter y Ada, que justo empiezan sus andaduras con el francés. Este taller WebSIG ha traído consigo una clase de francés ya que todo se explicó en este idioma, si bien Frédéric fue realmente paciente y nos hablaba despacio y repetía amablemente cuando era necesario. En los momentos en que aún así no acabábamos de comprenderle, Laurent nos proporcionaba una estupenda traducción al castellano. Ésta es de hecho la lengua que todos tenemos en común y es por eso que hemos decidido utilizarla para nuestros debates – aunque para complicar un poquito más la cosa, también hablamos en alemán y en inglés. ¡Está claro que no tenemos problema alguno en representar el multilingüismo de nuestro proyecto! Sin embargo, es cierto que uno de nuestros debates es cómo mostrar el trilingüismo del proyecto en el WebSIG. Pero bueno, esta todavía es una cuestión abierta, así que ya volveremos a ella en otra entrada del blog. Si no os lo queréis perder, podéis seguirnos en esta página o, todavía mejor, podéis hacerlo en nuestra nueva cuenta de Twitter: @ATLAS_cities


  • ¡Hemos empezado!

    El pasado 16 de abril tuvo lugar la primera reunión con la que se puso en marcha el proyecto ANR-DFG ATLAS. En este primer encuentro nos reunimos un grupo reducido y, como es ya habitual en estos días, lo hicimos de manera virtual. Por un lado, teletrabajando desde casa, estaban Sabine Panzram, desde Hamburg; Laurent Brassous, desde La Rochelle; y Pieter Houten, desde Utrecht. Ada Lasheras se unió desde su nuevo lugar de trabajo, la Casa de Velázquez en Madrid. Lo cierto es que los tres teletrabajadores sintieron algo de envidia, especialmente porque teníamos planeado realizar nuestro primer encuentro en la Casa de Velázquez. Nos habría gustado poder empezar el proyecto con una reunión en la que estuviéramos todos los miembros del equipo, que cuenta con casi treinta investigadores e investigadoras. Sin embargo, como somos un equipo bastante internacional, mayoritariamente procedente de Francia, Alemania, España y Túnez, tendremos que esperar hasta que podamos reunirnos todos en un mismo lugar. ¡Cruzamos los dedos para que sea posible pronto!

    Ada (izquierda) trabajando en la Casa de Velázquez en Madrid y Pieter (derecha) teletrabajando en Utrecht.

    Este escenario tan internacional trae consigo otro reto: qué idioma hablar. Para tratar de ser lo más inclusivos posible, este es un proyecto plurilingüe en que se usan preferentemente el castellano, el francés y el inglés. De este modo también esperamos llegar al mayor número de personas posible dentro de nuestros ámbitos de investigación. Nuestra página web y blog de noticias estarán en estos tres idiomas. Ya dedicaremos una entrada específica a cómo funciona esta comunicación plurilingüe dentro del equipo…

    Volviendo a nuestra reunión virtual inicial, tras las presentaciones estuvimos comentando los primeros pasos a seguir en el proyecto. Empezamos con una primera aproximación a la interfaz del WebSIG, que es realmente muy intuitiva y prometedora. Tal y como indica el nombre completo del proyecto, en los próximos años vamos a investigar el urbanismo de distintas ciudades tardoantiguas del sur de la Península Ibérica (principalmente de la antigua provincia de la Baetica) y del actual Norte de África (la antigua Africa Proconsularis). En concreto, hemos escogido diez ciudades como casos de estudio, cinco de cada región. El WebSIG nos va a permitir aunar y analizar los datos a nivel arqueológico y de fuentes escritas en cada uno de nuestros casos de estudio (indicados en el mapa). Así, a lo largo de los próximos tres años vamos a trabajar sobre estas ciudades una a una. En la reunión decidimos empezar con el caso de Baelo Claudia, así que ¡hacednos saber si conocéis alguna publicación reciente sobre la Bolonia tardoantigua que no debamos pasar por alto!

    Regiones y ciudades de estudio en el siglo IV d.C.

    Uno de nuestros objetivos es, de hecho, recoger las publicaciones más relevantes de cada caso de estudio y sobre el urbanismo tardoantiguo en general. En este sentido, y teniendo en mente el principio de acceso abierto, estamos utilizando Zotero como gestor de referencias bibliográficas. Al final del proyecto, nuestra librería de Zotero será publicada y se podrán consultar online las referencias bibliográficas más destacadas. Mediante el uso de este programa de acceso abierto queremos ofreceros todo el material disponible para avanzar en el estudio de “nuestras” ciudades tardoantiguas.

    Así pues, ya hemos dado los primeros pasos y nuestra investigación está empezando a tomar forma a nivel virtual. Como queremos mantener este espíritu, pero también esperamos poder combinar lo digital con lo analógico, estamos organizando un taller formativo en La Rochelle sobre el WebSIG. Esperamos que la situación actual nos permita un encuentro presencial en nuestra sede de la costa atlántica en La Rochelle.

    Deseamos que os haya gustado esta primera entrada en el blog de nuestro proyecto. El mes que viene os presentaremos al equipo con un poquito más de detalle. Nuestro objetivo es publicar una breve entrada al menos una vez al mes. Así que no dudéis en hacernos llegar vuestras sugerencias si hay algún tema de nuestra investigación que queráis que tratemos en este blog. ¡Estad atentos para más detalles científicos, noticias, futuros eventos, retos y divertidas curiosidades del proyecto!